Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas
» Besinci Element - Confirmación - Normal
Vie Nov 29, 2013 2:41 pm por Invitado

» •·• Try It •·• foro de promoción •·• Únete! •·•
Jue Nov 14, 2013 12:52 pm por Invitado

» [Gay Real / Slash / Yaoi / Amo&Esclavo / +18 ] ~Cerberus Project~ Élite {Error en nuestros botones}
Sáb Nov 09, 2013 7:03 pm por Invitado

» Accio Hogwarts! (Conf. Af. Normal)
Sáb Nov 09, 2013 5:41 pm por Invitado

» [ Gay Real / Slash / Yaoi / Amo&Esclavo / +18 ] ~Cerberus Project~ Élite
Sáb Oct 26, 2013 1:33 pm por Invitado

» Moon Spell RPG {Afiliación normal}
Jue Oct 17, 2013 5:54 pm por Invitado

» Cierre de temas por inactividad
Jue Oct 10, 2013 5:17 pm por Jessica A. Glory

» CerberusProject [Gay/Slash/Yaoi AmoxEsclavo]-Élite- [Refresh]
Dom Oct 06, 2013 6:18 pm por Luminion Indocare

» What the fuck...? {Wendy} +18
Vie Oct 04, 2013 8:29 pm por Wendy C. Kruger


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 17 el Dom Jul 21, 2013 7:51 pm.










  • PUNTOS DE LAS CASAS:
    Pasa el mouse

  • Gryffindor-10-

  • Ravenclaw-10-

  • Hufflepuff-10-

  • Slytherin-10-
















AFILIADOS HERMANOS

AFILIADOS ELITE
[51/60]

Cruel Intentions


Titanic RPG
LSU
OPPUGNO THE LIGHTS Protego Maxima
Age of Dragons
TLC Crear foro
Stanford University PL



AFILIADOS NORMALES







Sleeplessness. Δ Lily Evans.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sleeplessness. Δ Lily Evans.

Mensaje por Alice S. Deveraux el Mar Jul 16, 2013 7:05 pm

Jueves, 6 de septiembre, 03:00 a.m.
Pasillos de la séptima planta.
  Estaba molida. Al fin. Por suerte, el campo de quidditch era el método perfecto para cansar a cualquiera. Sabía que no había estado bien abandonar la cama de madrugada, en mitad de la semana, con prefectos y el señor Filch rondando por ahí, pero ¿qué podía haber hecho? ¿Ponerme a estudiar? Todos dormían mientras yo seguía dando vueltas en la cama como una idiota. Pues al campo de quidditch, había decidido. Y funcionó.
  Iba terminando de masticar un pastelillo de calabaza, que había mendigado a los elfos de la cocina. Hacía más de cinco horas que había cenado, y tenía hambre además de sueño después de volar. Por suerte, esas criaturillas eran muy generosas y no había tenido que suplicarles mucho para que dieran algo de comer.
  Mi plan, básicamente, consistía en llegar a la Sala Común, subir a los dormitorios, dejar la escoba por ahí tirada y dejarme caer en la mullida cama. Y dormir. Me daba igual estar vestida con la túnica de juego, llena de polvo y con el pelo hecho un nido de nudos gracias al fuerte viento que había ahí fuera. La verdad es que había merecido bastante la pena haber perdido horas de sueño -bueno, de sueño, más bien horas de estar dando vueltas en la cama pensando en cualquier cosa-, pues había sido un rato bastante agradable.
  Por un momento, se me pasó por la cabeza lo gracioso que sería hacer alguna broma en la habitación de los chicos, darles un buen susto... Incluso a Frank. Pero estaba tan cansada que lo pospuse para otro día al medio minuto de que se me hubiera ocurrido.
  Un ruido al final del pasillo me sacó rápidamente de mis ensoñaciones. Eran pasos, ese sonido era inconfundible, y más aún en el absoluto silencio que bañaba el pasillo. Sólo se oían, muy leves, los cánticos de los grillos que moraban en los jardines de Hogwarts. Mierda mierda mierda mierda mierda mierda mier... Piensa, Alice, piensa. No podía dejar que me dominasen los nervios. ¿Dónde me metía? Si me pillaban merodeando a esas horas, con pruebas obvias de haber estado fuera del castillo, me castigarían de por vida. Bueno no, de por vida no, pero hasta fin de curso seguro. ¡Y acababa de empezar! No podía permitirlo.
  Así que eché a correr. En mi prisa por huir, se me cayó el medio pastelillo que me quedaba. Genial. Ahora no sólo me castigarían, sino que seguiría con hambre hasta por la mañana. Pero supongo que prefería quedarme con hambre a quedarme sin vida. Alcancé las escaleras en un momento y subí unos pocos peldaños, pegándome a la pared después. Llevaba demasiados cachivaches encima como para correr con fluidez, en una escalera y pretendiendo ser silenciosa. Me paré, con los ojos bien abiertos y notando cómo el latido de mi corazón me sacudía las costillas, y agarré la escoba sujetándola en ademán defensivo, por encima de mi cabeza. Por supuesto que no iba a pegar a nadie con ella, ni siquiera al repelente señor Filch, pero me hacía sentir mejor, más segura. Los pasos se iban acercando...
avatar
Alice S. Deveraux
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 11
Puntos Ganados : 23
Fecha de inscripción : 15/07/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Sleeplessness. Δ Lily Evans.

Mensaje por Invitado el Miér Jul 17, 2013 8:01 am

Eran algo más de las tres de la madrugada. Me despedí de la prefecta de Hufflepuff que había hecho ronda conmigo, Amelia Bones, y comencé la tediosa subida hacia la torre de los leones. Me pesaban los párpados y ciertamente tenía algo de sueño, de manera que iba a caer rendida en la cama. Para más inri de tanto patrullar los pasillos me había dado hambre y tenía que comer sí o sí. Pensé en el chocolate de Honeyduckes que guardaba celosamente en mi baúl y se me hizo la boca agua. La noche en general había sido tranquila, aunque había pillado a unos cuantos fugitivos fuera de sus salas comunes. Lo peor había sido cuando me asomé para ver quién se escondía tras una armadura del tercer piso y hallé a un chico de Slytherin junto a una Ravenclaw, haciendo cosas no aptas para menores. Solo diré que tuvieron suerte porque los pillé yo, si se los llega a encontrar Filch... mejor ni imaginarlo.

Al día siguiente varias casas aparecerían con unos puntos menos, incluida por desgracia Gryffindor ya que había pillado a unos chicos de cuarto colocando globos rellenos de pintura rosa sobre la puerta del aula de Encantamientos. Obviamente se los había confiscado, motivo por el cuál iban levitando tras de mí gracias a un hechizo. Realmente no sabía qué podía hacer con ellos, si fuese una chica de ir gastando bromas por ahí los dejaría caer sobre los chicos dormidos del dormitorio de quinto... pero no lo era; ante todo, nos estábamos refiriendo a una Prefecta recién nombrada y tenía que dar ejemplo. Unos minutos después, resoplando con frustración porque las escaleras se habían movido varias veces desviándome del camino que seguía, conseguí llegar al séptimo piso.

Caminaba silenciosa por el pasillo, disfrutando de la tranquilidad que ofrecía la noche. Mis pasos eran firmes y regulares, y la túnica negra hacía un ligero “frufrú” al andar. Afuera solo se escuchaba el sonido de los grillos, y la fresca brisa que entraba por la ventana hacía ondear mi pelo un poco. Fue entonces cuando escuché pasos y me puse alerta, pero al parecer la otra persona ya había advertido mi presencia y pude escuchar cómo corría dando todo de sí. No lo dudé, si de correr iba la cosa yo no era mala atleta. Me lancé en su persecución a toda velocidad... con tan mala suerte que tropecé con algo en el suelo y caí cuán larga era. Al bajar el brazo con la varita los globos cayeron sobre mi espalda pero no de forma muy brusca, por tanto no explotaron.

¿Pero qué mier...? –Me hallaba en una posición delicada, miré lo que me había hecho caer y vi que era un trozo de pastel de calabaza a medio comer que, para colmo, se me había quedado pegado a la pierna. Lo cogí con la mano, me limpié como pude y lo desaparecí con un movimiento de varita. Seguramente se me habría escapado ya él/la que hubiese estado merodeando, pero por buscar no perdía nada así que recogí los globos, volví a levitarlos y seguí mi camino lo más sigilosa de que era capaz. Y tuve suerte al ver casi de casualidad una figura apretujada contra una pared.
Te pillé –Informé con voz algo cantarina pero sin sonreír. La hostia que me había dado contra el suelo me había quitado un poco las ganas de reír, la verdad. Y también influía el hecho de que por la zona seguramente sería alguien de mi propia casa. Me acerqué, globos flotantes incluidos, para ver de quién se trataba.

¿Alice? ¿Pero qué haces fuera de la sala común a esta hora? ¡Mañana no va a haber quién te levante! –La reñí nada más reconocerla aunque con un tono casi maternal aún a sabiendas de que era mayor que yo. Puse los ojos en blanco, me mordí el labio dudando y tomé una decisión rápida.
Vamos, muévete antes de que aparezca alguien más. Suficientes puntos a perdido Gryffindor esta noche por culpa de unos chicos de cuarto –Mascullé a regañadientes, esperaba no arrepentirme de aquello.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sleeplessness. Δ Lily Evans.

Mensaje por Alice S. Deveraux el Miér Jul 17, 2013 1:26 pm

  '¿Pero qué mier...?', se escuchó tras un golpe en el suelo, el cual me sobresaltó un poco. Era una voz de chica joven, una chica que seguramente había tropezado con mi pastelillo. Casi me reí. No pude identificar la voz, pero resolpé de alivio; no quería un encuentro con el viejo Filch, la verdad. Prefería cualquier prefecta de cualquier casa, aunque si no la conocía no quedaría impune, sin duda.
  Oí cómo se acercaba, y agarré el palo de la escoba con más fuerza, casi escondiéndome detrás de él. Tenía que hacerme con una tabla de horario de prefectos, claramente. Aunque, después de esta experiencia, probablemente no volvería a salir de la cama a deshora en todo el curso. Cuando la sombra de la prefecta apareció en mi campo de visión, tragué saliva. Se me ocurrió rezar -un tonto método muggle en estas situaciones- para que no me pasara nada, pero en el último momento decidí que era ya muy tarde para eso. Yo había sido irresponsable, y me estaba arrepintiendo en el peor momento posible.
  'Te pillé', fue la frase que me hizo abrir los ojos. No me había dado cuenta, pero los había cerrado fuertemente en un intento de... de algo. Ni yo lo sabía. Pero no sólo los abrí del sobresalto por haber escuchado tan cerca la voz, sino por haberla reconocido. Y entonces sonreí, y bajé la escoba, casi golpeando a Lily.
  Ella también me reconoció, e inmediatamente me "riñó" por estar fuera de la cama a esas horas. Bajé la cabeza avergonzada, a sabiendas de que yo era mayor que ella y era algo raro que Lily fuese la más responsable, y aguanté su pequeña regañina. Cuando acabó, la miré y sonreí, complacida. No podía haber tenido más suerte, al fin y al cabo.
  -¡Joder, Lily! Gracias a Merlín que eres tú, estaba muy asustada -me acordé del incidente del pastelillo -. Siento mucho lo del pastel y tu caída, es que se me cayó...
  No pude seguir con la disculpa, porque me instó a salir de ahí y entrar a la Sala Común. Comentó algo de que Gryffindor ya había perdido bastantes puntos, ¿qué habría pasado? Lily llevaba con ella, flotando encima de su cabeza, unas extrañas bolas rosas... globos llenos de pintura. Qué típico. Seguramente obra de algunos alumnos traviesos, y la buena de Lily los había requisado. Lástima, pensé con aire soñador, hubiese sido una buena broma. Llegamos juntas a la puerta de la Sala, en silencio, y murmuramos la contraseña. El retrato se abrió, aunque la señora Gorda estaba claramente contrariada de tener que abrir a esas horas. Por suerte iba con una prefecta, porque de haber ido sola hubiese tenido que dormir allí mismo.
  -¿Qué... qué tal la ronda? -le pregunté a Lily una vez estuvimos dentro. El sueño me tenía el cerebro embotado, y la pelirroja no parecía tampoco muy despierta. Pero, por alguna razón, me pareció bien intentar entablar una conversación con ella.
avatar
Alice S. Deveraux
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 11
Puntos Ganados : 23
Fecha de inscripción : 15/07/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Sleeplessness. Δ Lily Evans.

Mensaje por Invitado el Miér Jul 17, 2013 4:23 pm

Me la quedé mirando con los ojos abiertos como platos. La túnica de Hogwarts llena de polvo, el pelo enredado y la escoba que blandía frente a sí por encima de su cabeza.
Blandir la varita hubiese sido más útil que la escoba, ¿no? –Sugerí amablemente–. Empuñando la escoba en alto cual bandera de guerra luces más culpable todavía, podrías haberla escondido tras una de las armaduras y haberte hecho la inocente –Comenté en tono de ligera broma, aunque desde luego eran cosas que yo no haría. No iban conmigo. En primer lugar ni siquiera se me pasaría por la cabeza salir a volar en mitad de la noche, y no solo por mi fobia a las alturas. Di un paso a la derecha, evitando por poco ser golpeada por la escoba. Arqueé las cejas y puse expresión falsamente ofendida.

Muy mal Alice, primero te pillo in fraganti y luego me quieres asesinar con una escoba para no dejar cabos sueltos. Mal, mal. Mira que no te doy chocolate de Honeyduckes que tengo guardado, ¿eh? –Al final sí, terminé sonriendo por la situación tan extraña en la que nos encontrábamos. Suspiré.
Está bien Alice, no pasa nada por esta vez, menos mal que Amelia Bones terminaba su ronda en el primer piso. Te recomiendo que no salgas así, y menos con la escoba a volar. Me sorprende que no te haya visto nadie, y además a esta hora puede ser incluso peligroso. –Aconsejé mientras nos dirigíamos hacia el retrato de la señora gorda. Murmuré la contraseña y ella se desperezó cansinamente, alisó su vestido y tras refunfuñar algo entre dientes nos dejó pasar.

Me dejé caer sobre uno de los mullidos sofás junto al fuego, posando los globos en una mesita frente a mí. Luego me quité el calzado y me acurruqué en una esquina,con las piernas dobladas bajo mi cuerpo y la cabeza sobre los brazos. Bostecé con cansancio.
Movidita. Una pareja dándose el lote tras una armadura del tercer piso que parecía que se iban a fundir con el otro, tres Hufflepuff de segundo tratando de colarse en la biblioteca y un par de estudiantes de cuarto de Gryffindor que trataban de colocar estos globos en el aula de Encantamientos. Estoy un poco muerta –Mal asunto, me había acomodado en el sofá diciéndome a mí misma que solo serían unos segundos pero ya no tenía ganas de levantarme para subir a la habitación. Cogí la varita que me había guardado recientemente e hice una floritura.
Accio chocolate de Honeyduckes –Mascullé. Tenía hambre y se me antojaba tan delicioso manjar, con lo cuál...
¿Quieres? –Le ofrecí a la morena, extendiéndole un buen trozo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sleeplessness. Δ Lily Evans.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.