Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas
» Besinci Element - Confirmación - Normal
Vie Nov 29, 2013 2:41 pm por Invitado

» •·• Try It •·• foro de promoción •·• Únete! •·•
Jue Nov 14, 2013 12:52 pm por Invitado

» [Gay Real / Slash / Yaoi / Amo&Esclavo / +18 ] ~Cerberus Project~ Élite {Error en nuestros botones}
Sáb Nov 09, 2013 7:03 pm por Invitado

» Accio Hogwarts! (Conf. Af. Normal)
Sáb Nov 09, 2013 5:41 pm por Invitado

» [ Gay Real / Slash / Yaoi / Amo&Esclavo / +18 ] ~Cerberus Project~ Élite
Sáb Oct 26, 2013 1:33 pm por Invitado

» Moon Spell RPG {Afiliación normal}
Jue Oct 17, 2013 5:54 pm por Invitado

» Cierre de temas por inactividad
Jue Oct 10, 2013 5:17 pm por Jessica A. Glory

» CerberusProject [Gay/Slash/Yaoi AmoxEsclavo]-Élite- [Refresh]
Dom Oct 06, 2013 6:18 pm por Luminion Indocare

» What the fuck...? {Wendy} +18
Vie Oct 04, 2013 8:29 pm por Wendy C. Kruger


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 17 el Dom Jul 21, 2013 7:51 pm.










  • PUNTOS DE LAS CASAS:
    Pasa el mouse

  • Gryffindor-10-

  • Ravenclaw-10-

  • Hufflepuff-10-

  • Slytherin-10-
















AFILIADOS HERMANOS

AFILIADOS ELITE
[51/60]

Cruel Intentions


Titanic RPG
LSU
OPPUGNO THE LIGHTS Protego Maxima
Age of Dragons
TLC Crear foro
Stanford University PL



AFILIADOS NORMALES







No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Jessica A. Glory el Lun Sep 02, 2013 7:21 pm

22.10.1975 - 22:00 | Sala Común de Gryffindor

Odiaba los lunes. Por lo general pasaba los fines de semana trabajando en Honeydukes durante unas horas por las tardes, así que volver a casa cada domingo por la noche era horrible, si a eso añadías que los lunes empezaban los profesores a mandarte trabajos, tareas y demás… ¡era horrible!

Aquel lunes había sido especialmente horrible. El clima otoñal empezaba a estar presente por todos los alrededores de Hogwarts, por lo que salir a caminar, correr o, simplemente, a tumbarse en la hierba de los jardines era imposible. Mientras caminaba por los pasillos puede ver, a través de la ventana, que las copas de los árboles del Bosque Prohibido se movían con algo de fuerza debido a las ráfagas de aire. El Sauce Boxeador estaba inquieto, parecía como si el viento le molestase. Suspiré y continué caminando en dirección al Gran Comedor.

Al llegar allí, me senté a cenar tranquilamente con mis amigas que parecían más animadas que yo. No tardamos mucho en terminar de cenar, así que decidimos que ya era hora de recogernos en la Sala Común. Así pues, subimos a nuestra casa con el fin de terminar el día, por fin.

Una vez en la Sala Común, entré en mi dormitorio y me puse mi pijama. Lo malo era que estaba cansada pero no tenía sueño y lo peor era que mis compañeras de habitación se iban a dormir ya. Bufé molesta ante sus negativas de quedarse despiertas un rato más y, tras agarrar un libro, salí de la habitación y bajé a la Sala Común. Todavía había gente por allí, poca, pero había. Había un par de grupos de chicos de cursos más bajos que el mío y un grupo de alumnos mayores que yo. Suspiré y me dirigí a uno de los sillones que estaban cerca de la chimenea que crepitaba levemente y proporcionaba un calorcito muy agradable. Sin decir nada a nadie, empecé a leer el libro que tenía en mis manos.





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Ewan J. Sullivan el Lun Sep 02, 2013 8:06 pm

La estancia obligatoria en Hogwarts se hacía cada día más pesada para Ewan. La mitad de los alumnos habían decidido marcharse una vez comenzara este nuevo curso, séptimo, pero gracias a sus maravillosos y responsables padres, el chico pasaría allí todo aquel curso escolar.

Lo único que podía motivarle era el quidittch y posiblemente alguna que otra clase práctica, pero nada mejor que elevarse hasta donde te permitiera el cuerpo y desde allí sobrevolar todo el terreno. Jamás dejaría de hacerlo.

Ewan había tenido un día rápido que había pasado simplemente de levantarse, pasar una vez más de las clases teóricas soltando al conserje algún rollo relacionado con enfermedades cada vez que se lo cruzaba y merodeando por los terrenos del Colegio. Pero él sabía que eso de saltarse clases se acabaría pronto, como había pasado en los anteriores cursos, lo único que había cambiado era que si lo expulsaban le harían un gran favor.

22:43 hrs.

El ruido de la suela al despegarla del asfalto resonaba por los pasillos, y con ellos los susurros provenientes de los hombres señoriales y mujeres rellenitas que se apoderaban de los cuadros de noche. Las luces de las antorchas colgadas de las paredes eran lo único que iluminaba el camino, algunas de ellas ahora apagadas.
Ewan llegó a la entrada se la Sala Común de Gryffindor, y una vez pronunciada la contraseña se adentró en el oscuro pasillo, que en pocos segundos se convertiría en una cálida y cómoda sala, la cual poco había cambiado desde 1969.

Aquella instancia incitaba bastante al sueño. Ewan dio unos pasos sin aún llegar a la Sala, y levantando ambos brazos para soltar uno de esos bostezos mudos que te dejan más que soñoliento volvió dirigirse de nuevo hacia la sala, sin embargo, antes de poder dar tres pasos, un ruido despierta completamente al mismo.

Acababa de romper una rara estatua de la cual sólo quedaban trozos irreconocibles, lo que seguramente vendría acompañado de un castigo.
Ewan chasqueó la lengua y levantó la cabeza, en dirección al techo: ahora sólo quedaba rezar por que nadie lo hubiera visto, de todas formas habrían más de esas estatuas por ahí, ¿qué más daba una menos?
avatar
Ewan J. Sullivan
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 24
Puntos Ganados : 42
Fecha de inscripción : 02/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Jessica A. Glory el Mar Sep 03, 2013 11:32 am

El tiempo pasaba, no sabía si lenta o rápidamente, pues estaba demasiado enfrascada en mi lectura. Tenía muchos libros que leer, tenía muchas cosas que aprender, y, en aquella ocasión, me había decantado por un libro muggle que tenía mi abuela en su biblioteca y que había tomado sin pedir permiso. El libro, titulado “Los viajes de Gulliver”, estaba bastante interesante y me había absorbido por completo.

Había sido tal mi enfrascamiento, que no me había percatado de que los grupos de gente que estaban por la zona se habían ido a descansar ya. Era algo muy típico: tras el fin de semana la gente estaba agotada y se iba pronto a dormir. Sin embargo, yo no podía hacer eso, no podía tumbarme sin más en la cama esperando a que mis ojos se cerrasen hasta el día siguiente.

Lo mejor de ese tipo de libros era que empezabas a imaginarte cosas maravillosas. Claro estaba que para los muggles hablar de duendes, gigantes, dragones y todas las criaturas que había en nuestro mundo era muy complicado. Pero aún así, leer su visión del mundo fantástico, como ellos llamaban, era muy entretenido e interesante. Yo siempre pensaría que los escritores de ese tipo de libros eran magos o tenían conocimientos sobre nuestro mundo, porque si no…

Estaba leyendo como Gulliver estaba siendo atado por miles de Liliputienses cuando un ruido sordo a mi espalda me hizo envararme y mirar hacia atrás. Allí pude ver a un chico mayor que yo, estaba claro, y bastante guapo. Este chico, que era el guardián del equipo de Gryffindor, sólo lo conocía de los entrenamientos, había roto una estatua que había en la entrada de la Sala Común. Respiré hondo para intentar relajarme y, tras poner una guía en el libro, me puse de rodillas en el sillón y lo miré.

-Creo que McGonagall adoraba esa estatua -dije sin levantar la voz-. Y, por cierto, me has dado un susto de muerte… -ladeé la cabeza y sonreí levemente-. Si vas a limpiarlo y necesitas ayuda, no dudes en pedírmela -sonreí más ampliamente apoyando los brazos cruzados sobre el respaldo del sillón y la barbilla sobre ellos.





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Ewan J. Sullivan el Mar Sep 03, 2013 12:05 pm

Mi concentración se había perdido entre los trozos que bañaban aquellas cuatro baldosas oscuras, pero más que en ellos, no pensaba en nada. Tal vez el gran sobresalto que acababa de darme fuese el responsable de aquella inrreceptividad momentánea. Cerré los ojos con fuerza y volví a abrirlos, y una vez despejado, suspiré. Barrer el suelo era sin duda lo último que habría planeado antes de marcharse a la cama un lunes noche.

Una suave y baja voz femenina me obligó a desviar la mirada hacia el interior de la sala. Hablaba una chica pelirroja acomodada en el sillón, al lado de la chimenea. Ese rostro me era muy familiar, pero más aún el rojo que coloreaba su pelo.   Era una de las cazadoras del equipo de quidditch de Gryffindor, ya la había visto algunas veces.
Ehm... Musité, llevándome una mano a la nuca para rascarla, en un gesto de indiferencia. La verdad era que no habría esperado encontrarme con gente a esas horas, y mucho menos leyendo un libro.Pues... tú misma.

Ni siquiera saber que esa estatua estaba dentro de la cabeza de McGonagall podía resultar mínimamente un problema, y si lo fuera no estaría acompañado de un castigo mucho mayor que una de las cientos de charlas que solían darle los profesores, y de las cuales no entendía ni jota.

Me acerqué a uno de los sillones paralelos a los de la pelirroja y me senté en el reposabrazos. ¿Conoces algún hechizo? Especulé, levantando las cejas y colocando una mueca competitiva. La chica se había mostrado interesada en ayudarle, y si es que podía hacer que todos los restos de la estatua desaparecieran, mejor para él, y sino, ya lo escondería debajo de la alfombra como había hecho durante toda su infancia con los trofeos de culinaria o estética de jardines de su madre. Después de todo, ¿quién demonios recuerda hechizos rutinarios hecho un zombie?
avatar
Ewan J. Sullivan
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 24
Puntos Ganados : 42
Fecha de inscripción : 02/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Jessica A. Glory el Mar Sep 03, 2013 2:35 pm

No solía ser muy tolerante cuando me molestaban a la hora de leer, pero en aquella ocasión había sido diferente. Por lo general en aquella Sala Común la paz brillaba por su ausencia, principalmente por la presencia de James, Sirius, Remus (en menor medida) y Peter. Pero no eran los únicos que armaban jaleo, porque Edward Perevell y algún otro, se las traían también.

Estaba segura de que, por su forma de mirarme, no se había percatado de mi presencia hasta que había hablado. Mi mayor problema solía ser que era demasiado sigilosa en muchos sentidos y, probablemente, si no hubiera hablado, ni se hubiera enterado de que estaba allí. Levanté una ceja al ver su mueca de indiferencia, cosa que me hizo ampliar la sonrisa, pero su aceptación por que lo ayudase hizo que la ampliase todavía más.

Me quedé mirando como se acercaba a los sillones y se sentaba en el reposabrazos del sillón de al lado, cosa que provocó que me acomodase mejor en el asiento para verlo bien. Ladeé la cabeza al escuchar su pregunta y me senté bien mientras me mesaba la barbilla pensando.

-Tengo una ligera idea de qué puede ayudarnos -dije tranquilamente mientras sacaba la varita del bolsillo del pantalón del pijama-. Supongo que con esto será suficiente -dije mientras me ponía en pie y me dirigía hacia el estropicio. Antes de nada junté todos los pedazos y los coloqué medianamente bien-. Reparo -conjuré apuntando hacia la “estatua” que, tras recibir un pequeño rayo de luz blanca, empezó a juntarse. Por mucho que empezó a arreglarse, quedó bastante dañada-. Bueno, se puede dejar ahí, donde estaba, y esperar a que alguien se tropiece con ella y se lleve la bronca -sonreí adorablemente ante mi idea. No era partidaria de dejar que otros se llevasen la bronca, pero si McGonagall se enteraba que estábamos los dos solos… nos la llevaríamos las dos.





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Ewan J. Sullivan el Miér Sep 04, 2013 5:05 pm

Arqueé una ceja en cuanto la pelirroja se levantó del sillón para acercarse a los trozos y recolocarlos cuidadosamente, agitando la varita y conjurando un 'Reparo' amistoso hacia la estatua, que ahora se veía más discreta aún conservando alguna que otra cicatriz. No había prestado una gota de interés hacia el estropicio, ¿por qué iba a quejarme? Lo que la Gryffindor acababa de hacer estaba bastante más allá de lo que habría hecho yo.

No está mal. Dije, formando unos graciosos hoyuelos a los lados de las mejillas a consecuencia de una mueca un tanto socarrona. Me interesaría... saber qué tal lo haces en un duelo. Finalicé, en un claro deje de ironía.

Aquello podía resultar de dos formas: o evidentemente un desafío, una provocación, tal vez simplemente un juego en el que habitualmente, o ganabas o perdías. O, de otro modo, un simple comentario por parte de alguien relativamente sorprendido. A mí personalmente me gustaba más la primera opción, de hecho me consideraba  un gran duelista, pero aquella noche no.

Desvié la mirada a cualquier parte que no se centrara en cabellos rojos pensando en qué haría cualquier persona en aquel momento. Yo no era mucho de hacer pares, en realidad nunca devolvía los favores, pero si me iba así tal cual y con aquella última frase estaba seguro de que no dormiría bien esa noche, algo extraño en mí, pues ni siquiera me había hecho el favor de mi vida, sin embargo... ¿debilidad? Había algo en esa chica que, extrañamente la hacía distinta.

Me levanté del reposabrazos del sillón y me acerqué a la ventana de la Sala, con una mano sujetando la parte de detrás del cuello, con la cabeza medio ladeada. Era una posición que me relajaba, en cierto modo.
La ventana estaba sucia, pero la poca luz que se impregnaba por el cristal me dejaba ver el exterior. El verano había dado paso a un nuevo invierno que levantaba poco a poco, pero esa era una de las noches en que la brisa fría prevalecía calmada y en silencio. Miré a la Gryffindor, algo me decía que ya estaba temiéndose lo que diría a continuación.
avatar
Ewan J. Sullivan
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 24
Puntos Ganados : 42
Fecha de inscripción : 02/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Jessica A. Glory el Miér Sep 04, 2013 6:42 pm

No me sentía nada orgullosa de aquel conjuro. Me molestó bastante que no saliera perfecto, pero, pese a lo que pareciera, era demasiado tímida y me daba bastante vergüenza ponerme a lanzar conjuros así como así. De todos modos, había podido disimular un poco el estropicio y eso era una buena noticia.

Ladeé ligeramente la cabeza al oírlo hablando y dedicarme aquellas palabras que parecían una felicitación. Sentí como se me subían ligeramente los colores al ver aquellos hoyuelos que me parecieron un tanto adorables, pero no demostraría más de lo que se veía, además la habitación no estaba muy iluminada así que no se me vería colorada. Fruncí el ceño al decirme lo de los duelos.

-¿En serio? -me acababa de retar o era cosa mía-. No sé cómo lo haría en un duelo, realmente. No es que haya echado muchos duelos en los años que llevo en Hogwarts -me encogí de hombros.

Mirándolo bien, aquellas palabras suyas podrían ser un reto, que aceptaría encantada de la vida, o un simplemente un comentario. Si pensaba un poco en las opciones, me quedaba con la opción de duelo, básicamente porque era más divertido que pensar en que un chico mono me había hecho un comentario amable.

Me quedé ahí parada un poco cortada, pensar en que la Sala Común de Gryffindor estaba tan solitaria y las dos únicas personas presentes éramos aquel chico mayor y yo me hacía ponerme un poco nerviosa. No sabía cómo se actuaba o qué se hacía en aquellos casos, así que solo me quedaba ser totalmente natural y evitar ponerme demasiado nerviosa.

Lo observé con atención y aproveché a que se movía y se iba hacia la ventana para ir a sentarme de nuevo en el sillón que había ocupado hasta su entrada triunfal. Entrecerré los ojos, había algo en aquel chico que, sin saber por qué, lo hacía diferente a los demás. Quizás fueran imaginaciones mías, pero no era como otros chicos.

Respiré hondo y me acomodé en mi sitio. Aquellos sillones me encantaban, eran cómodos y confortables. Agarré el libro que estaba en uno de los laterales y me dispuse a leer de nuevo, pero entonces sentí la mirada del Gryffindor sobre mí. Sonreí y hablé de lo primero que se me ocurrió.

-Parece que el tiempo empieza a volverse loco -dije amablemente-. Es una pena, porque no me gusta mucho la lluvia -me encogí de hombros-. Pero bueno, es lo que toca, ¿no? -sonreí de nuevo y me levanté del sillón para acercarme a la ventana también. Miré hacia fuera y suspiré-. Qué se le va a hacer…





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Ewan J. Sullivan el Miér Sep 04, 2013 7:56 pm

En pocos segundos ya me moría de ganas de divagar otra vez por el cielo. Yo era bastante aficionado al vuelo, de hecho me dedicaba a ello siempre sacándole el mayor provecho posible. Lo que más me gustaba era esa extraña sensación de altura, de vértigo y frío, pero sobre todo, de control.

Salí de la nube en cuanto noté que se acercaba una cabecilla roja, la que para entonces ya suspiraba pronunciando las palabras finales de una frase que no había llegado a escuchar completamente. La Gryffindor miraba por detrás del cristal, cerca de donde mi situaba yo, apoyado contra la pared de piedra. Posiblemente le sacara una o dos cabezas de estatura, pero no fue eso lo que me impresionó: uno de los dos ojos de la pelirroja estaba coloreado de un lila intenso, algo que no había visto nunca. Analizándola de arriba a abajo, podía sacar una única conclusión: aquella chica era bastante más llamativa de lo que eran el resto. Solté una especie de bufido mientras volvía a sonreír socarronamente y me cruzaba de brazos.

Voy a salir a dar una vuelta en escoba. Dije, dando media vuelta para subir a la habitación masculina, en la cual una vez dentro recogí mi escoba y agarré la bufanda de tejidos dorados y escarlatas, volviendo a la Sala Común. ¿Vienes? Especulé, extendiendo una mano en el mismo instante, en un corto ademán.

Esa era una de las muchas noches en las que planeaba en salir a volar y de las pocas en las que terminaba haciéndolo. Salir del castillo no era lo difícil, sino volver, pues había que dejar la ventana de la Sala Común cerrada y entrar a base de alohomoras por todo el castillo. Con suerte el conserje dormía, y si nos veía iríamos de cabeza al despacho de McGonagall, y contar que todo aquello había empezado por la rotura de una de sus estatuas preferidas no era el mejor plan.

De una forma o de otra, yo no tenía nada que perder, además de que pensar en las consecuencias siempre es lo último del cuento.
avatar
Ewan J. Sullivan
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 24
Puntos Ganados : 42
Fecha de inscripción : 02/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Jessica A. Glory el Jue Sep 05, 2013 1:23 pm

Me había quedado un poco anonadada mirando por la ventana. El vaivén de los árboles del Bosque Prohibido, apenas diferenciables desde la lejanía y por la oscuridad, era hipnótico. Odiaba aquella estación por las lluvias y las pocas posibilidades que tenía de salir a los jardines a corretear en forma felina, pero me gustaba sentir el viento cuando volaba o simplemente cuando paseaba por el Lago Negro.

Estando tan cerca de él pude apreciar que era más mono de lo que había visto desde lejos. Cierto era que no acababa de conocerlo ni mucho menos, pero lo más cerca que había estado de él había sido en entrenamientos, partidos y reuniones de Quidditch, y claro, en esos momentos no había ni sudor, ni uniformes ni nada raro, solo estábamos dos jóvenes sin más. En ese momento me miré un poco hacia abajo y me puse un poco colorada al verme en pijama.

Levanté la cabeza al oírlo bufar y lo vi sonriendo mientras se cruzaba de brazos. Lo miré con la ceja arqueada al oír sus palabras. ¿En serio iba a ir a volar con aquel clima? Lo miré mientras subía las escaleras hacia las habitaciones y lo escuché proponiéndome ir con él.

-¿Ir a volar con este clima? -murmuré. Era peligroso, sí, pero…-. Voy a cambiarme y bajo -contesté subiendo las escaleras al dormitorio femenino.

Entré a mi habitación silenciosamente. Me quedé mirando a las chicas que estaban durmiendo plácidamente. Saqué mi varita y la agité conjurando en bajito un Lumos. Con aquella tenue luz busqué entré mis cosas un par de prendas: unos pantalones vaqueros, un suéter no muy grueso de Gryffindor y una chaqueta con el mismo escudo. Me calcé con unos botines y agarré mi escoba del rincón. Ya lista, salí tan silenciosamente como había entrado. Bajé a la Sala Común y me quedé mirándolo sonriente.

-Estoy lista, Ewan -hablé amablemente-. Cuando quieras nos vamos, aunque… -lo miré fijamente- no es que necesite de cuidados ni que me sienta débil ni nada por el estilo, pero debemos ser cuidadosos, con este viento las escobas serán un tanto inestables -sonreí-. Salgamos.

Aquello era un poco peligroso, ya no solo por el viento, sino también por el hecho de salir a esas horas de la noche, debía ser casi medianoche, así que salir de allí supondría un lío demasiado grande si nos pillaban. Por un lado estaban los prefectos, por otro los profesores y por otro Filch y su mugrienta gata, si cualquiera nos pillase significaría castigo sí o sí. Me encogí de hombros y lo miré.

-¿Vamos? -dije animadamente antes de agarrarle la manga para tirar de él.





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Ewan J. Sullivan el Jue Sep 05, 2013 4:54 pm

La cálida estancia que nos aportaba la Sala Común comenzaría a ser un problema, pues al salir de allí al exterior notaríamos un largo cambio de temperatura al que tal vez tardáramos en acostumbrarnos, sin embargo eso me gustaba. Prefería más las temperaturas bajas para salir a volar en escoba, porque resultaba un poco irritante el calor estando a metros del suelo.

Arqueé las cejas en cuanto la pelirroja caminó hacia el dormitorio, dispuesta a saltarse un toque de queda. Fue en ese instante en el que dudé de todo lo que se decía sobre aquella chica, Jessica Glory y su dedicado acatamiento hacia las reglas de Hogwarts.
Me saqué la capa y en su lugar me vestí con el jersey escarlata que usaba para los entrenamientos de quidditch, los cuales solían ser a altas horas de mañanas frías y poco acogedoras. Me apoyé de nuevo en uno de los reposabrazos de un sillón cercano al arco que conducía a las distintas habitaciones y esperé unos segundos a que la pelirroja volviera a asomar por él.

Ladeé la sonrisa irónicamente, haciendo que se formara un gracioso hoyuelo en la mejilla izquierda y sin sacarle ojo a Glory. Su amabilidad ya comenzaba a extrañarme.
Me levanté asintiendo a todo lo que decía. Siempre que había salido del castillo solo o en gran compañía y en las mismas circunstancias había salido bien, por lo que no había nada de qué preocuparse. Aquél colegio era grande, no, inmenso y sólo había un conseje y una gata maloliente paseando por ahí: las probabilidades de salir malparados eran mínimas.

De acuerdo. Dije, alargando las palabras y avanzando el paso gracias a sus tirones. Lo que tú digas, pelirroja.

Salimos de la Sala Común tras escuchar algunos quejidos y bramidos de la Señora Gorda por dentro del cuadro y caminamos unos cuantos minutos hacia un ventanal situado sobre un grueso escalón, supuestamente decorativo. Le hice un ademán a Jessica, subí de una zancada y empujé el cristal derecho hasta que se abrió.
Teniendo en cuenta que estábamos en una Torre, o volábamos victoriosamente o caíamos al vacío y no volvíamos a contarlo. Eso era una de las cosas que más agradecía de aquellos viajes nocturnos, porque sino sólo el hecho de entrar y salir sin que nos vieran sería demasiado aburrido, y para ello me quedaba en la cama.

Vamos. Murmuré, ayudándola a subir y echándome a un lado para que saliera, después de ella, lo haría yo y tras mi paso cerraría la ventana.
avatar
Ewan J. Sullivan
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 24
Puntos Ganados : 42
Fecha de inscripción : 02/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Jessica A. Glory el Jue Sep 05, 2013 6:31 pm

No me había costado nada cambiarme de ropa y bajar de nuevo a la Sala Común. La verdad era que me gustaba pasármelo bien, pero con un cierto control, el hecho de que pudiera pasar algo me atraía, pero hasta cierto punto. No es que me preocupase mucho perder puntos para nuestra casa, era más el hecho de poder correr más peligro del realmente necesario.

Al llegar a la estancia principal de la torre, me quedé mirando a Ewan durante un instante que estaba sentado en el reposabrazos del sillón. Ladeé la cabeza al ver que se había vestido como si fuera a ir a un entrenamiento. Viendo el clima que hacía afuera, podría decirse que sí, que era como si fuéramos a uno más de los muchos entrenamientos, solo que este sería a altas horas de la noche y el viento que golpeaba en el exterior era demasiado violento. No pude reprimir una sonrisa al ver aquel hoyuelo en su mejilla.

Mi sonrisa se amplió al escucharlo hablar cansadamente ante mis exigencias de apresurarnos. No solía ser tan descarada, pero tenía ganas de divertirme un rato, quizás así me entrase sueño de verdad.

Salimos de la Sala Común con bastante facilidad, lo único que podría haber sido un poco “ruidoso” había sido la Señora Gorda cuyo cuadro protegía la entrada a nuestra casa. Seguí a Ewan por los pasillos durante unos minutos hasta llegar a un ventanal muy bonito. Ladeé la cabeza al ver que se subía al mismo y empujaba el cristal. Tragué saliva al ver que pretendía bajar por ahí. Tomé su mano y subí al estrecho hueco de la ventana. Sentí como se me subían de nuevo los colores al quedarme tan cerca de él, pero se pasó enseguida ese calor repentino al sentir el viento frío que venía desde el exterior.

-¿Estás seguro que esto es medianamente seguro? -comenté mientras me asomaba un poco para ver la altura-. Buff, me gusta ser temeraria, pero esto… -lo miré y tragué saliva.

Sujeté con fuerza la escoba por si las moscas. Dudaba mucho que Ewan fuera a hacer la locura de darme un susto haciendo como si me empujase, pero no estaba de más tener preparado el salvavidas por si las moscas.

-Bien -dije alzando un poco la voz, ya que el viento era demasiado fuerte-. ¿Qué tienes en mente? ¿Vamos a bajar volando? -lo miré esperando una demasiado obvia respuesta.





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Ewan J. Sullivan el Jue Sep 05, 2013 7:00 pm

Noté la indecisión de Jessica al asomarse por el ventanal mientras el viento penetraba por los pasillos, había que cerrar la ventana antes de que alguien lo notara. Tal vez todo eso sí fuera un riesgo, o por lo menos para ella: salir volando desde allí, sin contar con ninguna superficie cercana, cosa que junto al viento y la poca visibilidad se sumaban a una posibilidad peligrosa de no salir con patas de esa.

O tal vez sólo estuviera exagerando.

Suspiré y desvié la mirada rápidamente hacia el pasillo que había a nuestras espaldas, y seguidamente hacia el exterior.
De acuerdo. Susurré, agachando la cabeza para que me escuchara a pesar del ruido de fuera. Pasé mi mano derecha por el inferior de la espalda de la pelirroja hasta llegar a su cintura, e igual hize con la izquierda de manera que quedara perfectamente colocada para volar. Tal vez después de aquello me propinara una fuerte bofetada, pero de alguna manera tenían que salir de allí.

Sujeta la escoba con fuerza y no la sueltes. Dije, mirando todo lo que tendrían que recorrer para pisar el césped, que serían unos quince o veinte segundos al vuelo. Yo te seguiré tras cerrar esto.

Me separé de ella dejándole algo de espacio, cosa que noté bruscamente, pues había desaparecido esa apacible fragancia que llevaba desprendiendo todo el rato y que había podido apreciar al estar cerca de ella.
avatar
Ewan J. Sullivan
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 24
Puntos Ganados : 42
Fecha de inscripción : 02/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Jessica A. Glory el Jue Sep 05, 2013 7:21 pm

Aquello estaba demasiado alto, de eso estaba segura. Lo que no podía pasarme por la cabeza era convertirme en gata, primero porque no quería que Ewan me viera así, y segundo porque por mucho que dijeran que los gatos caen siempre de pie, aquella altura era demasiada para asegurármelo. Suspiré para intentar relajarme un poco.

Lo que ocurrió en ese momento me dejó tan helada que ni el aire frío se notaba. Sentí cómo sus manos se deslizaban en mi espalda y me acercó agarrando mi cintura. Si antes me había puesto colorada lo más mínimo, en aquel momento el color de mi piel fue tan rojo como el de mi pelo. Me quedé paralizada pero escuché atentamente sus palabras. Vale, como imaginaba, pretendía bajar por ahí volando. Muy divertido.

- Va… vale -respondí al sentir cómo me soltaba y el frío volvía a correr entre los dos-. Bajaré volando con todo el cuidado del mundo, pero tú ten cuidado también -sonreí y sujeté con fuerza mi escoba-. Te espero abajo…

Me separé de él un poco más y me coloqué bien en la escoba. Respiré profundamente, me relajé tanto como pude y me lancé hacia aquel oscuro abismo. Como bien sabía, mi escoba reaccionó perfectamente. Me suspendí en el aire y me estabilicé como pude. Había jugado a Quidditch con tanto aire, pero en aquellas ocasiones veía mi objetivo, ahora no veía el suelo ni nada, así que tenía que tener todo el cuidado del mundo. Tras unos segundos, pude ver que me acercaba al suelo, tuve que hacer una maniobra un tanto rara para no darme de bruces contra el suelo.

- ¡Por Merlín! -exclamé mirando hacia arriba-. Nunca creí que fuera capaz de hacer eso -me quedé mirando la torre y el castillo en general. Todas las ventanas estaban apagadas, cosa normal a la hora que era-. Espero que no le pase nada… -murmuré sintiendo el viento que estaba revolviendo mi cabello. Con un movimiento rápido, lo recogí en una coleta-. Mejor así -me dije a mí misma.

Me quedé allí parada esperando a que mi compañero llegase, sabía que era habilidoso y dudaba que le pasase algo malo, pero no podía evitar preocuparme.





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Ewan J. Sullivan el Jue Sep 05, 2013 7:58 pm

La chica salió después de confiarle mi cuidado y se perdió entre la oscuridad. Estaba seguro de que Filch ya estaba temiéndose algo, pues ese pasillo no estaba precisamente muy apartado del resto del Castillo. Rápidamente me monté en la escoba, e inclinándola hacia arriba di un leve pisotón en el suelo, elevándome y saliendo de allí. Sólo debía imitar una vez más aquellas entradas triunfales que hacíamos cada vez que comenzaba un partido de Quidditch. Me alejé en aire para agarrar algo de carrerilla y realizando un rodeo volví a acercarme al ventanal, en el mismo momento en que se me ocurrió que aparecerme abajo habría sido la opción más adecuada.

Separé la mano izquierda de la escoba y con ella saqué la varita del bolsillo, para seguidamente agitarla y cerrar el ventanal.
El aire frío de la noche corrió a través de todos mis sentidos mientras las viejas Torres de Hogwarts se hacían más pequeñas, ráfagas de aire helado soplaban queriendo empujarme hacia distintos lados. Aquello me fascinaba: durante unos gloriosos segundos sobre una escoba cuaquier problema se veía reducido a nada.
Pasaron al rededor de veinte segundos e incliné la escoba una vez más en sentido contrario para bajar en picado, hasta pisar el áspero suelo de los terrenos de Hogwarts.

¡Pelirroja! Exclamé, mostrando una ladina pero a la vez irónica y socarrona sonrisa ladeada al ver de nuevo a Jessica, sólo que ahora estaba algo más despeindada.
Me acerqué a ella sujetando la escoba con la mano derecha. ¿Qué? ¿Te apetece una carrera? Pregunté, con un deje de competitividad en la frase y deseando volver allí arriba, temiéndome que tal vez quisiera volver ya.
avatar
Ewan J. Sullivan
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 24
Puntos Ganados : 42
Fecha de inscripción : 02/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Jessica A. Glory el Vie Sep 06, 2013 12:15 pm

Ewan me había puesto un poco nerviosa al agarrarme de la cintura, pero lo que era lógico era que a aquella altura no iba a hacer tonterías de bofetadas, separaciones bruscas o reacciones varias que hubieran sido las normales si un tío se toma todas las confianzas del mundo en tocarte así como así. Por otro lado estaba el hecho de que me había pillado tan desprevenida que, como había pasado, cualquier reacción se había quedado ahí como si nada.

Aquel acto, aquella forma de bajar desde la torre, había sido el más temerario que había realizado en mi vida. Si Lily, Leinaly o Brenna se enteraban… seguro que correría mi sangre por las alcantarillas de Hogwarts. Por lo general, me gustaba sentir adrenalina, pero aquello había superado los límites permitidos por mi cuerpo. Sin embargo, y pese a que el viento era demasiado fuerte, había conseguido llegar a tocar suelo sin grandes problemas.

Me quedé allí parada durante unos segundos esperando a que mi compañero bajase. El viento azotaba con fuerza, pero no era lo mismo que cuando había volado con la escoba. Me alegraba de estar en tierra firme, pero algo me decía que duraría poco, pues Ewan aterrizaba en ese momento con una sonrisa en sus labios y se acercó escoba en mano y retándome a echar una carrera.

-Veo que no has tenido problemas con la ventana -dije en voz alta mientras sonreía-. Y sí, me apetece echar una carrera, si no… -me encogí de hombros- ¿para qué hemos venido? -me acerqué un poco a él y le di un toquecito en el hombro-. Venga, primero probemos un poco de estabilidad y luego corremos.

Sin decir nada más, me subí en mi escoba y comencé a volar por la zona a gran velocidad y buscando un punto de estabilidad. Me movía rápidamente, se notaba que era cazadora, pero sin alejarme mucho del suelo, solo estaba probando que podía controlar la escoba con aquellas ráfagas de viento, que a ras del suelo no eran muy fuertes, pero quizás unos metros más arriba sí que lo fueran. Me posé en el suelo y sonreí.

-Cuándo quieras, volamos… -dije un poco más seria para demostrarle que me tomaría en serio la carrera.





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Ewan J. Sullivan el Vie Sep 06, 2013 1:31 pm

¿Problemas? Dije, desviando la vista al ventanal que yacía diminuto en las paredes del castillo. No, bueno, últimamente es fácil cerrarla, pero antes había que conjurar colloportus varias veces y resultaba un verdadero coñazo.

No me preocupaba admitir que frecuentaba estos paseos nocturnos, de hecho todo el mundo sabía que con empujar ese cristal tenías acceso rápido a una huída limpia fuera del castillo. Levanté las cejas mientras la pelirroja se subía una vez más a su escoba para 'probar estabilidad', y yo me limité a cruzarme de brazos mientras la veía moverse con velocidad.
Aún siendo del mismo equipo de quidditch era la primera vez que ponía el ojo en ella de esa forma. La verdad era que cualquiera notaría que es cazadora, y todos sabían de buena mano que el vuelo no se le daba nada mal. Jessica descendió con la escoba inclinada hacia abajo hasta pisar el suelo, y esperé a que terminara de hablar para ascender, en lo que ella me siguió.

De acuerdo, ¿ves la copa de ese árbol? Y señalé uno de los árboles más altos del Bosque prohibido, que se encontraba a unos treinta o cuarenta metros de allí. Ida y vuelta, ¿Preparada? Dije, acomodándome sobre la escoba y listo para salir.

Una...

Dos...

¡Tres!


Salí con velocidad y rodando sobre mí mismo. Eso era algo que llevaba necesitando hacer durante mucho tiempo, pues esas salidas triunfales perdían brillo sin prácticas. Rápidamente me encontraba sobrevolando el bosque prohibido, manteniendo el equilibrio contra las ráfagas de viento que venían de distintos lados. Ya había perdido la pista de la pelirroja, y lo primero que se me cruzó por la cabeza fue que tal vez estuviera realizando el recorrido por el interior del bosque prohibido, algo que acortaría notablemente el tiempo, pero también acompañado de sus contras.

Habían pasado unos cuantos minutos, y ya comenzaba a limitarme a pasear en vez de seguir haciendo una línea recta hasta la copa de ese árbol hasta llegar, rodearlo y volver hacia la marca de salida, a la que llegué aún más rápido de lo que había salido. Hacía unos días que había empezado a contar para el primer partido de la liga de Quidditch, pues eso de tenernos en pausa había sido una buena putada, por no mencionar que siquiera tenían un pretexto medianamente bueno para llevar un mes de colegio y ningún partido de temporada.

Bufé y toqué el suelo, arqueando las cejas y esperando la llegada de la pelirroja, la cual comenzaba a alargarse, cosa que me extrañó en gran parte después de verla volar con gran agilidez y sin apenas problemas. ¿Dónde demonios estaba?

Avancé unos pasos en dirección al bosque y grité su nombre. Si era una broma, iba a devolvérsela con creces. Volví a subirme en la escoba y ascendí unos metros buscando con la mirada algún rastro de pelo rojo.
avatar
Ewan J. Sullivan
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 24
Puntos Ganados : 42
Fecha de inscripción : 02/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Jessica A. Glory el Vie Sep 06, 2013 8:46 pm

Sonreí al oírlo hablar y seguí su mirada. Ciertamente aquella ventana se veía demasiado lejana y pequeña. Asentí a sus palabras mientras miraba fijamente al pequeño agujero por el que habíamos salido y daba algo de miedo pensarlo, si nos hubiéramos caído hubiera sido un enorme desastre.

Ladeé la cabeza levemente al asimilar sus palabras. Al parecer Ewan había utilizado aquella ventana más de una vez… sin embargo, por algún motivo, no me extrañaba. Estaba segura de que alguno más de los chicos de la casa de los leones haría cosas así de locas, pero daba algo de miedo el pensar en semejante caída.

Tras probar mi estabilidad con la escoba, me posé y miré a mi compañero, esperando a que me dijera si empezábamos la carrera o algo así. Miré hacia dónde me señalaba y asentí.

-Vale, volaremos hasta allí y volveremos -sonreí y me preparé en mi escoba.

Me dispuse a salir volando en el momento en que terminase de contar. Escuché atentamente su cuenta y salí disparada cuando escuché aquel tres. Ambos volamos a gran velocidad. No tardé mucho en dejar de ver a Ewan, el viento y las hojas de los árboles dificultaban la visibilidad. Me dirigí a toda velocidad hacia el punto de meta pero el viento era tan fuerte que, por culpa de mi poco peso, hacía que me desestabilizase más de la cuenta.

-Mierda -me quejé sin dejar de volar.

Volaba tan centrada en mi meta que no me di cuenta de dónde estaba hasta que aquel enorme árbol me golpeó con sus ramas. Sentí como se me helaba la sangre al darme cuenta de que estaba al lado del Sauce Boxeador. El viento soplaba fuertemente y las ramas se movían con más fuerza si cabía, de modo que esquivar las embestidas era complicado. Tenía suerte de ser tan pequeña porque podía moverme con más agilidad. Pero aquel golpe no lo vi, una de las ramas se escapó y me golpeó de lleno en la escoba haciendo que saliera disparada hasta golpear contra una roca, lo peor fue que el golpe me lo llevé en el tobillo que me había fastidiado la última vez.

-Agghh -me quejé al golpearme. Miré hacia el Sauce que iba a golpearme con toda su fuerza-. ¡Mierda! -exclamé asustada al ver que caía, así que me arrastré por el suelo intentando que no me golpease-. Por Merlín… ha ido de muy poco -musité al verme a salvo del árbol asesino-. Maldito tobillo, maldito árbol, maldito aire y maldito todo -grité sin poder evitar que se me escapasen las lágrimas.

Me dolía mucho y no podía ponerme en pie, así que me apoyé contra una roca cercana e intenté levantarme para sentarme allí hasta que Ewan se diera cuenta de que no aparecía o me encontrase alguien… lo que ocurriese antes.





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Ewan J. Sullivan el Vie Sep 06, 2013 10:02 pm

El interior del bosque estaba oscuro y muy frío, te calaba lentamente los huesos. Un leve neblina grisácea se paseaba por el suelo, acompañando ese acre y tétrico ambiente. Y silencio, no se oía nada más que el murmuro del viento y las hojas rozándose entre ellas. El bosque prohibido siempre me había resultado exquisito, intrigante y lo suficientemente grande como para dejare caer allí y caminar de la mano del azar, un compañero a veces poco justo.

Un feroz ruido sacudió levemente el suelo. Desvié la mirada y, por un gesto de inercia corrí de nuevo por donde había venido, una vez más sopesado por la vagancia de tener que equilibrar la escoba gracias a las ráfagas de viento. Salí de ese hueco oscuro aparentemente sin fin en cuestión de segundos, y lo primero que vi fue una grandísima rama y decenas de gruesas y afiladas espinas moverse para golpear el suelo, y después de hacerlo dos veces más se acomodaron quedando impolutas..., y la pelirroja estaba allí, sentada sobre una roca.

¡Eh! Dije, acercándome a ella al vuelo. ¿Cuánto hace que...? Y me paré al estar lo suficientemente cera como para ver la cara de pocos amigos que mostraba. Ladeé el rostro intentando adivinar qué había pasado, hasta que el tiempo se me hizo largo y conseguí ver la herida que tenía en el tobillo. Maldición.

Y ese era uno de los problemas que debería haberme planteado antes de salir. Suspiré con el ceño fruncido, pasándome la mano por la frente para pensar en algo. No podía llevarla a la enfermería hasta que fueran las nueve, como muy temprano, y yo no tenía ni puta idea sobre hechizos o pócimas o pociones o lo que fuera necesario para curar tobillos.
Sin pensármelo dos veces levanté a la pelirroja de forma que quedara recostada sobre mi espalda sujetándose a mi cuello mientras yo sostenía los muslos de ambas piernas. Pesas menos de lo que parece. Murmuré, ladeando una sonrisa irónica. Ahora no te sueltes, voy a aparecernos en Hogwarts.
Y era, posiblemente, la peor y más peligrosa idea que habría tenido a lo largo del año. Pero no se me ocurría nada más, y yo era bastante malo pensando en soluciones, y mucho menos teniendo encima la responsabilidad de un tobillo roto.

Apreté fuerte las manos a su cuerpo, más que nada porque temía que algo saliera mal y quería que ella estuviera bien sujeta. Después de tres segundos, aparecimos en el pasillo del segundo piso, como había imaginado. Inmediatamente entré en el baño femenino que se hallaba unos pasos más adelante y, levantando otra vez a Jessica, la senté con cuidado en la encimera de aquel redondo y gigante fregadero, similar a una estatua.

Levanté las cejas y sonreí en cuanto desvié la vista hacia la pelirroja, alejándome para cerrar silenciosamente la puerta del baño y volver a donde estaba, y seguidamente me agaché para ver el estado del tobillo. Joder... Y fue lo único que me salió.

Me fastidiaba no saber cómo curarlo, pero por probar algo, aun que fuera aliviarle el dolor momentáneamente, agarré una toalla que había cerca, la lavé y la enrollé cuidadosamente sobre la herida. ¿Y bien? Articulé, aún atándole el nudo.
avatar
Ewan J. Sullivan
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 24
Puntos Ganados : 42
Fecha de inscripción : 02/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Jessica A. Glory el Vie Sep 06, 2013 10:31 pm

Me había librado de los golpes de Sauce Boxeador de puro milagro. Debía admitir que era ágil, pero aquel árbol atacaba como si fuera una demoledora enorme que arrolla todo lo que está a su paso. Estaba segura de que si le ponían una casa con buenos cimientos al lado la hundiría en cuestión de segundos… ¿qué no haría con una persona tan pequeña como yo?

Había conseguido sentarme en aquella roca enorme, pero el tobillo me dolía horrores. No había tenido suficiente con el esguince de mes y medio atrás, que ahora, probablemente, se hubiera roto. Lo que me faltaba, romperme un pie… si no me curaba rápido y empezaban los partidos me sustituirían y eso no me hacía mucha gracia.

De repente, oí un grito. Me giré y era Ewan que se acercaba volando en su escoba. Lo miré allí parado, me sentía un poco estúpida por haberme lastimado de aquella manera tan tonta y más aún de tener los ojos rojos por haber estado llorando de dolor. No me gustaba que me vieran llorando o con signos de haberlo hecho, pero era lo que tocaba en aquel momento.

Desde aquel momento, sobraron las palabras, yo no tenía ganas de hablar y él parecía un tanto aturdido por la situación. Sin embargo, se acercó a mí y, tras levantarme, cargó conmigo a su espalda. Dibujé algo similar a una sonrisa cuando me dijo que pesaba poco, pero no me salían las palabras, estaba más pendiente de evitar que me doliera el tobillo, así que tampoco me enteré de qué había dicho al final. Simplemente, sentía cómo me agarraba con fuerza contra su cuerpo y, de repente, ¡puf! Todo se movió de forma muy vertiginosa.

No me dio tiempo ni de quejarme, cuando me quise dar cuenta ya estábamos dentro del castillo. Sin soltarme, Ewan se dirigió a uno de los baños y me sentó sobre lo que parecía un lavabo o algo así. Sacudí la cabeza levemente para centrarme un poco en el lugar que estábamos y olvidarme unos segundos del dolor. Miré a mi alrededor y me di cuenta enseguida que estábamos en el baño de las chicas de la segunda planta.

Empezaba a sentirme mal, sentía como empezaba a ponerme pálida, un sudor frío recorría mi frente y empezaba a tener más frío del que realmente hacía. Me quedé mirando como mi compañero cerraba la puerta y volvía a mi lado para ver mi tobillo. Por su expresión supe que aquello estaba muy feo.

-Me duele… -dije con un hilillo de voz tan suave que era casi inaudible.

Observé atentamente los movimientos de Ewan: agarraba una toalla, la humedecía y se acercó a mí para enrollarla en mi tobillo. Ahogué un grito de dolor pero no pude reprimir la mueca. Lo miré al oír que hablaba.

-No… no sé qué hará esto… -murmuré- pero me duele mucho…

Ewan estaba atando el nudo de la toalla mientras yo me apoyaba contra el lavabo gigante y apretaba los puños para darme fuerzas a mí misma. La última vez no había sido tan doloroso, así que seguramente sí que sería una rotura. Cuando terminó de atar el nudo me sentí algo aliviada.

-Lo siento, Ewan… -me disculpé cabizbaja al tiempo que un par de lágrimas se escapaban-. Te juro que no lo he visto… no he visto al maldito Sauce… -suspiré y lo miré con los ojos rojos-. Pero gracias… -solté- de no ser por ti aún estaría allí herida… -volví a suspirar-. Gracias…





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: No hay nada como el calor del fuego [Ewan]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.