Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas
» Besinci Element - Confirmación - Normal
Vie Nov 29, 2013 2:41 pm por Invitado

» •·• Try It •·• foro de promoción •·• Únete! •·•
Jue Nov 14, 2013 12:52 pm por Invitado

» [Gay Real / Slash / Yaoi / Amo&Esclavo / +18 ] ~Cerberus Project~ Élite {Error en nuestros botones}
Sáb Nov 09, 2013 7:03 pm por Invitado

» Accio Hogwarts! (Conf. Af. Normal)
Sáb Nov 09, 2013 5:41 pm por Invitado

» [ Gay Real / Slash / Yaoi / Amo&Esclavo / +18 ] ~Cerberus Project~ Élite
Sáb Oct 26, 2013 1:33 pm por Invitado

» Moon Spell RPG {Afiliación normal}
Jue Oct 17, 2013 5:54 pm por Invitado

» Cierre de temas por inactividad
Jue Oct 10, 2013 5:17 pm por Jessica A. Glory

» CerberusProject [Gay/Slash/Yaoi AmoxEsclavo]-Élite- [Refresh]
Dom Oct 06, 2013 6:18 pm por Luminion Indocare

» What the fuck...? {Wendy} +18
Vie Oct 04, 2013 8:29 pm por Wendy C. Kruger


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 17 el Dom Jul 21, 2013 7:51 pm.










  • PUNTOS DE LAS CASAS:
    Pasa el mouse

  • Gryffindor-10-

  • Ravenclaw-10-

  • Hufflepuff-10-

  • Slytherin-10-
















AFILIADOS HERMANOS

AFILIADOS ELITE
[51/60]

Cruel Intentions


Titanic RPG
LSU
OPPUGNO THE LIGHTS Protego Maxima
Age of Dragons
TLC Crear foro
Stanford University PL



AFILIADOS NORMALES







Necesito hablar... ¿puedes? [Brenna]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Necesito hablar... ¿puedes? [Brenna]

Mensaje por Jessica A. Glory el Mar Ago 20, 2013 11:21 am

09.10.1975 - 22:00 | Sala Común de Ravenclaw


Pese a lo que pudiera parecer, las últimas noches había descansado más bien poco. Realmente no se me notaba pues aún así no dejaba de sonreír, pero mi cabeza barruntaba algo que no era bueno. Durante las últimas noches había estado soñando de nuevo con el accidente de mis padres y no sabía si sería una señal rara o qué. La cuestión era que no lo entendía y, para colmo, Lily estaba de guardia y no podía hablar con ella.

Me levanté del sillón en el que estaba sentada mirando al fuego y me dirigí a mi dormitorio a ponerme algo de abrigo, pues tenía en mente irme a dar una vuelta por los pasillos y hacía bastante frío. Se empezaba a notar que comenzaba a entrar el otoño con fuerza, pronto no se podría ir ya con poca ropa y mucho menos a esas horas de la noche.

Sonreí al ver que las chicas no estaban allí, supuse que estarían preparándose para ir a dormir o algo así. Regresé como quien no quiere la cosa a la Sala Común que, para mi mala suerte, estaba a rebosar de gente. Rodé los ojos y salí de allí sigilosamente y sin hacer ruido, al parecer nadie se había percatado de mi presencia.

Nada más salir al pasillo, pude oír como la Dama Gorda me decía algo así como “Feliz paseo”, no me enteré. Caminé lentamente hasta alejarme de su vista y, una vez me percaté de que no me veía nadie, me transformé en gata, tenía en mente ir a un lugar en concreto y cuanto menos llamase la atención, mejor.

Recorrí los pasillos a paso ligero. Los cuadros hablaban entre sí mientras se preparaban para ir a dormir. Por otro lado, los alumnos más rezagados de la hora de la cena o que volvían de la Biblioteca volvían a sus Salas Comunes, ya fuera la de Gryffindor o la de Ravenclaw, es decir, mi destino. Así pues subí a toda velocidad esquivando gente que me miraba como si fuera un gato normal y corriente… “si vieran mis ojos…” pensé mientras seguía subiendo. Al alcanzar la entrada a la Sala Común, me senté a esperar a que alguien acertase el acertijo, valga la redundancia. Suspiré inquieta y rodé los ojos al ver que un chico no era capaz de responder como debía al aldabón.

-Un hombre entra en un bar y le pide al barman un vaso de agua. -comenzó.- El barman se arrodilla buscando algo, saca un arma y le apunta al hombre que le acaba de hablar. -decía el aldabón-. El hombre dice “gracias” y se va.

-No lo sé… -se quejaba el niño, probablemente de primero-. ¿Querría robarle?

El aldabón no respondía, solo esperaba la respuesta correcta. Suspiré más inquieta todavía, ¿no pensaba acertar? El rato pasaba y, para colmo, no llegaba ningún otro alumno. Unos pocos minutos después, por fin, llegó un chico mayor. El aldabón formuló el mismo acertijo.

-El hombre que pide el agua tenía hipo y el barman le da un susto con el arma -dijo como si fuera lo más normal, claro que yo lo había acertado hacía rato, pero no podía volver a mi forma humana porque sí. Finalmente, la puerta se abrió y el chico sonrió al mayor.- No te preocupes, es normal no saberse todas las respuestas -le revolvió el pelo y entraron, fue entonces cuando aproveché a entrar.

Era la primera vez que entraba en la Sala Común de Raven, pero tampoco llamaba mi atención, solo quería encontrarme con ella y, para mi gran alegría, allí estaba sentada en uno de los divanes. Me acerqué a paso ligero, me subí al diván, le di un golpecito con la pata en la pierna y maullé. La miré fijamente para que supiera que era yo, pero dudaba mucho que no lo hubiera adivinado ya.





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito hablar... ¿puedes? [Brenna]

Mensaje por Brenna S. Lauren el Mar Ago 20, 2013 12:29 pm

Creo que existe una elección posible para
nosotros en todo momento, durante toda la
vida. Pero no hay sacrificio. Existe una elección,
y el resto desaparece.

MURIEL RUKEYSER

Cuando la gata entro en la Sala Común, yo llevaba todo el día esperándola.
Desde que la había visto aquella mañana sentada en su mesa, desayunando, había advertido que algo no iba bien. Aun a pesar de sonreír y aparentar una actitud normal delante del resto de sus compañeros, yo era capaz de notar cierta tensión-casi imperceptible-en sus hombros, junto con sus ojos empañados por una leve bruma, algo que me hizo comprender que llevaba tiempo sin dormir del todo o nada. Lo había descubierto porque era el mismo rostro que, años atrás, se había reflejado en mi espejo cuando aun no era del todo consciente de mis sentimientos, y por ende, dormía no más de tres o cuatro horas en una semana. Ese conocimiento me llevo a pensar en el porque de que se encontrara así. ¿Un chico? ¿Problemas con sus compañeros? ¿En su casa? Las posibilidades eran variadas y múltiples, por lo que me centre durante gran parte del día en averiguar como abordar el tema.

Había pensado, en un primer momento mientras ambas aun nos encontrábamos desayunando, en tomarla del brazo, meterla en una de las aulas vacías y obligarla a hablar. Después, simplemente me dediqué a esperar, sabiendo que mi actitud sobre protectora podría ponerse en mi contra, en vez de ayudar. Era difícil ignorar aquella parte de mi que me exigía que protegiera y cuidara de quien yo consideraba parte de mi familia, pero no era del todo imposible. Solo un tanto molesto.

La mire fijamente cuando note su suave pata de gata golpeando mi pierna y cerré el libro que durante media hora, había permanecido abierto pero sin llamar mi atención. Me levanté del diván, recogiendo la manta de retales que había cogido de mi cuarto antes de bajar a leer justo a un lado de la ventana y la doble sobre mi brazo, haciéndole un gesto con la cabeza a la gata para que me siguiera.

-Chicos, me voy a dormir. Si alguna de mis compañeras llega, díganle que ni se le ocurra encender la luz.-demandé, a un par de compañeros de mi casa que acababan de entrar por el cuadro. Cuando me asintieron, sonreí-Gracias, amores.

Subiendo las escaleras con paso tranquilo, para no llamar la atención, abrí mi puerta y deje que entrara primero la gata para después cerrar detrás de mi la puerta de madera, echando el pestillo. No necesitaba a nade interrumpiendo y si algún modo de asegurarme de conseguir tiempo para que no descubrieran a alguien de otra casa dentro de uno de los cuartos de Ravenclaw.

Dejé la manta y el libro encima de mi cama, puse los brazos en jarra y mire fijamente a la gata.-Tienes tres segundos para volver a ser humana y contarme que diablos te pasa.-exigí, con un tono de voz serio y monocorde, casi nunca usado por mi.
avatar
Brenna S. Lauren
» Ravenclaw
» Ravenclaw

Mensajes : 17
Puntos Ganados : 28
Fecha de inscripción : 19/08/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito hablar... ¿puedes? [Brenna]

Mensaje por Jessica A. Glory el Mar Ago 20, 2013 1:26 pm

Me había colado con éxito en la Sala Común de Ravenclaw, ya que un gato no llama la atención del todo. Sabía que, por como éramos, Brenna habría adivinado que me pasaba algo con solo mirarme. Pero, por suerte, no había venido a sonsacarme las cosas, cosa que me había alegrado. No me gustaba que me “obligasen” a hablar por mucho que fuera por mi bien.

Cuando me subí en el diván y llamé su atención, me miró y cerró el libro que leía. Miré a todos lados esperando que nadie se parase a mirarme y se dieran cuenta de que era Jessica Glory, la chica de la mirada bicolor, porque había que admitir que un par de ojos como los míos llamaban demasiado la atención. Seguí mirándola sentada en el diván y moviendo la cola con cierto nerviosismo. Finalmente, se levantó y la seguí con la mirada. Al ver que me hacía un gesto para que la siguiera, me levanté, salté del diván y la alcancé.

Escuché lo que decía a sus compañeros y suspiré, estaba claro que no quería molestias de ningún tipo y era lo normal, si me pillaban allí… podía meterme en un lío demasiado gordo. Ambas subimos tranquilamente a las habitaciones y entramos en su dormitorio. Cerró la puerta, dejó las cosas y me pidió explicaciones. Como si no la hubiera escuchado, me subí en una de las camas, la que supuse que era la suya, y retomé mi forma humana. Me quedé sentada en el borde de la cama y suspiré.

-Bonita habitación… -paseé la mirada por allí- sí señor, muy bonita.

Con toda la calma del mundo, me levanté de la cama, me quité la capa que me había puesto, la doblé y me senté de nuevo. Entonces, fue la primera vez que me enfrenté con su mirada. Suspiré y sonreí levemente.

-Vale, vale -murmuré. -No te enfades, Sas -empecé- ya he tenido suficientes malos días como para que te enfades tú también.

Suspiré y empecé a pensar cómo contarle lo que me pasaba. Estaba segura de que no era nada del otro mundo, pero me tenía demasiado desalentada. Estiré el cuello un poco y no pude reprimir un bostezo, a cada rato estaba más agotada, pero no había manera de poder dormir.

-Bueno, ahí voy -solté- estoy algo preocupada, llevo varias noches soñando con el accidente que tuvieron mis padres hace dos años -bajé la cabeza, era un tema que me mataba, no había superado aquel trance todavía.- Ya sabes que nunca pude levantar cabeza por aquel tema y estar soñando ahora con esto… -me puse triste.- No sé, igual es una tontería, pero necesitaba hablar con alguien de confianza -se me quebró la voz levemente, pero contuve las ganas de llorar.





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito hablar... ¿puedes? [Brenna]

Mensaje por Brenna S. Lauren el Jue Ago 22, 2013 8:29 pm

Debería haberla sacado de la Sala Común nada más haberla visto pero mis instintos de protección-aquellos que salían a la luz cuando alguno de mis hermanos se metía en algún problema o alguien a quien apreciaba estaba en apuros-me decían que el lugar más seguro era, en aquellos momentos, la torre de mi casa. Aunque era perfectamente consciente del hecho de que si, algún profesor se enteraba de que una alumna de otra casa había entrado en la Sala Común de Ravenclaw-y nadie había hecho nada para impedirlo o devolverla a su cuarto-el castigo sería, como mínimo, toda una semana haciendo limpiezas por el castillo sin la ayuda de la magia. Los años que llevaba metiéndome en líos y siendo castigada me ayudaban para hacer una valoración rápida de cuan grave podía ser cada situación en la que me encontraba. La limpieza era, quizás, el castigo más leve. No quería ni pensar en cuál sería el más grave.
Mientras caminaba hacia mi cuarto no tuve que girarme para saber que me seguía. Era capaz de notar su presencia-algo que había adquirido con los años para no dejarme atrapar por ningún profesor o prefecto durante mis bromas-por lo que simplemente me dedique en darle a mis pasos un aspecto cansado y adormilado. Si alguien bajaba en aquellos momentos desde la sección de chicas o de chicos, lo único que verían sería a una medio dormida estudiante con su gata detrás. Una gata que debería estar en la cama durmiendo.

Después de cerrar la puerta, espere pacientemente-entiéndase, con las manos en la cintura, el ceño fruncido y una mueca en los labios-a que volviera a ser humana. Aunque tuve que cruzar los brazos bajo mi pecho al ver que se fijaba en la decoración de mi cuarto.

Sí, sé que mi cuarto es una belleza— lo cual era totalmente cierto. Pintado con diferentes tonos azules, reflejaba calma y serenidad. Invitaba a dormir y a reflexionar. Aunque solo era así en las otras dos camas. En mi parte del cuarto, había varios poster de los Chudley Cannons, así como un enorme escudo mágico de mi casa-el águila pintada movía sus alas-y tenía casi la mitad de mi cabecera llena de fotografías mágicas de mi familia y amigos. —Jessica…

Mi tono no dejaba espacio para más retrasos. Quería saber que le pasaba.

Fruncí un poco más el ceño al escucharla, sin atreverme a interrumpirla. ¿Pesadillas con la muerte de sus padres? Solté un suspiro de frustración. Para ese tipo de cuestiones yo no era exactamente la persona más indicada. Intentar luchar contra mis propios demonios me dejaba exhausta al final del día, pero tampoco podía dejarla. Era parte de mi familia, aunque no nos uniera un lazo de sangre. Me senté a su lado en la cama y me mordí el labio.

No es una tontería, Jess—le cogí un mechón de pelo y se lo coloqué detrás de la oreja, algo que mi madrastra solía hacer cuando me sinceraba-en parte-con ella—Debe ser que estas sensible por algún asunto y por eso rememoras todo eso. Puedes llorar aquí, ya lo sabes, e incluso quedarte toda la noche si no tienes fuerzas o ganas de regresar a tu torre—me encogí de hombros—Si se entera alguien, lo callaré con unos buenos golpes.
avatar
Brenna S. Lauren
» Ravenclaw
» Ravenclaw

Mensajes : 17
Puntos Ganados : 28
Fecha de inscripción : 19/08/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito hablar... ¿puedes? [Brenna]

Mensaje por Jessica A. Glory el Vie Ago 23, 2013 5:02 pm

Off: siento la falta de imaginación -.- ando corta de eso ahora mismo...

Por una vez en mi vida me importaba más bien poco estar en una Sala Común que no era la mía. Debía admitir que la Torre de Gryffindor era el mejor sitio que había pisado en mi vida, además de ser el lugar dónde más cómoda me sentía. Pero en aquel momento sentía que mi casa estaba demasiado vacía, y yo necesitaba hablar con alguien que me proporcionase paz y tranquilidad. Por eso, y sólo por eso, me había colado en la Torre de Ravenclaw y había buscado a una de las pocas personas que me hacían sentir bien conmigo misma. Estaba segura de que a ella no le iba a hacer especial gracia que lo hiciera, pero también sabía que no me echaría ni me dejaría de lado.

Me senté en la cama y retomé mi forma humana. No sabía por dónde empezar y ver como me miraba, no ayudaba. Había intentando entablar conversación hablando sobre su habitación, pero no había resultado, Sas buscaba una respuesta, una respuesta de verdad, nada de patochadas. Suspiré y me decidí ha soltar la lengua. Empecé a contarle lo que me sucedía, pero al finalizar el relato me quedé a nada de llorar.

Entonces, Brenna se sentó a mi lado y comenzó a consolarme. Sentí cómo agarraba un mechón de mi pelo y lo apartaba. La escuché atentamente, quizás tuviera razón y estaba sensible por algo, pero no me gustaba llorar así porque sí. Sonreí levemente al escucharla decir que podía quedarme allí toda la noche y solté una pequeña carcajada al oírla decir que les iba a pegar a los demás si hablaban de esto.

-No hace falta que te metas en líos por mí -fruncí el ceño- en más líos… -enfaticé ese “más”.- La cuestión es que no sé qué puede ser, sí es cierto que he estado un poco más tristona, pero no entiendo -bajé la cabeza.- Tengo el presentimiento de que algo va a pasar, no tiene que ser ahora ni mañana, pero creo que va a pasar algo malo…

La verdad era que cuando tenía algún presentimiento, solía realizarse y no me gustaba. No es que fuera adivina ni nada por el estilo, pero llegaba a darme miedo esa especie de habilidad. Solía decir que aquello era algo así como instinto gatuno. Muchas veces se quedaba en eso, un presentimiento, pero desde que había presentido que iba a pasar algo malo cuando murieron mis padres, me aterraba tener malos presentimientos. Bajé un poco la cabeza, suspiré y la miré.

-Siento venirte con estas cosas, Sas -dije con demasiada tristeza- pero ya sabes que desde que pasó aquello con mis padres, me gusta compartir mis malos presentimientos con la esperanza de que se queden en eso, malos presentimientos -y ya no pude evitar que se me escapasen las lágrimas.- Lo siento -dije con la voz quebrada- no quiero que me veas como a una llorica, solo necesitaba hablar con alguien que me escuchase -suspiré y enterré la cara entre mis manos para evitar seguir llorando.





El miedo te hace creer que todo es imposible,

no tengas miedo Invitado
Gatita:
Sonrisas:


avatar
Jessica A. Glory
» Gryffindor
» Gryffindor

Mensajes : 347
Puntos Ganados : 198
Fecha de inscripción : 17/07/2013
Edad : 29
Localización : Perdida por Hogwarts, mira el mapa del merodeador

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito hablar... ¿puedes? [Brenna]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.